La isla bonita: descubre la Isla de la Palma

 

La Palma es una isla atlántica perteneciente a la canaria provincia de Santa Cruz de Tenerife. Conocida como la Isla Bonita por su singular belleza, la isla de la Palma es una de las grandes desconocidas del archipiélago canario, un paraíso natural que, afortunadamente, no ha sido invadido por el turismo masivo. De momento, porque sus increíbles atractivos la hacen firme candidata para ser un destino turístico de primera magnitud.

Mientras tanto, es un lugar ideal para los amantes del turismo rural y de la tranquilidad, con una playas y unas extraordinarias vistas oceánicas sólo comparables a las sobrecogedoras vistas nocturnas de las estrellas que pueden observarse desde una de las islas más bonitas del mundo.

Qué ver en La Palma

Con una oferta que apenas alcanza las 5.000 plazas hoteleras (la isla de Tenerife tiene casi 90.000), buena parte del turismo de La Palma son familias y grupos de amigos que alquilan casas o apartamentos a precios más que interesantes, y con el objetivo de buscar un relax imposible de lograr en centros turísticos masivos.

Estas son algunas de las cosas que podrás ver y hacer en la Isla Bonita.

Contemplar las maravillosas vistas desde sus miradores

La Palma está llena de miradores desde los que extasiarse con su maravillosas vistas: el Roque de los Muchachos, que es el techo de la ínsula, el Time, con unas vistas completas a la zona llana de La Palma y el mirador de San Antonio, desde el que podrás otear la zona de Los Cancajos.

Playas de La Palma

Una forma de disfrutar de unas playas vírgenes como es muy difícil de conseguir en ninguna otra zona del litoral español. Entre sus muchos arenales destacaremos los siguientes:

  • Playa de los Nogales: considerada la más bella de la isla, cristalinos colores verdes, rojos y negros se funden con el océano Atlántico. Playa virgen y de arena negra, a sus escasos 500 metros flanqueados por grandes acantilados se accede por un sendero bien señalizado.
  • Playa de los Cancajos: sin estar ni mucho menos masificada, sí es la más populosa. Desde sus negras arenas podrás disfrutar de unos amaneceres a los que no se resistiría ni Gustavo Adolfo Bécquer.
  • Playa y charcos de Echentive: arenal no muy conocido, la playa de Echentive tiene unas sorprendentes pozas de origen natural que destacan por el arrebatador color verde de sus aguas.

Zonas volcánicas

No puedes dejar de visitar los monumentos naturales de origen volcánico de la isla:

  • El volcán de San Antonio: en cuyo interior crecen, sorprendentemente, unos preciosos pinares, y desde donde puedes ver también el volcán de Teneguía.
  • Volcán de Teneguía: uno de los grandes atractivos turísticos de la isla de La Palma, con un paisaje que no parece terrestre.
  • Cueva volcánica de Las Palomas: abierta al público hace pocos años, es toda una experiencia geológica.

Ver la puesta de sol y contemplar las estrellas

Desde el mirador del Llano de Jable podrás ver cómo se pone el sol sobre la zona llana de la Isla Bonita, un espectáculo de gran belleza. Una vez haya caído la noche, no te pierdas el espectáculo estelar que te ofrece el cielo, uno de los que cuentan con una menor contaminación lumínica en todo el mundo y que te hará pensar que estás en “Interstellar”.

Cenar en alguno de los excelentes restaurantes de La Palma

Con una de las gastronomías más elaboradas de las islas Canarias, no puedes dejar de degustar algunos de los platos típicos de La Palmamojos, chicharrones, tortilla borracha, potaje de trigo, conejo en salmorejo y, por supuesto, sus exquisitos postres y excelente vino.

Ruta del Quijote en Ciudad Real

Los pueblos de Toledo que no puedes perderte