Los pueblos de Toledo que no puedes perderte

 

Visitar Toledo es quedarte sin palabras, una ciudad imperial que sorprender al visitante con su mezcla de culturas y una arquitectura única. Pero en realidad toda la provincia tiene pequeños tesoros escondidos que bien merecen una visita. Así que ajústate bien las zapatillas, te voy a presentar los pueblos de Toledo que no puedes dejar de conocer.

Consuegra

¿Has visto toda esa gente que tiene su Instagram lleno de fotos de ellos en la Torre de Pisa o en la Torre Eiffel? Pues mi propuesta es que tú les des la réplica con algo mucho más castizo y más original. Acércate a Consuegra y hazte una foto con un auténtico molino manchego, al más puro estilo de Don Quijote de la Mancha. ¡Pero hazlo #SinFiltros para que todo el mundo pueda disfrutar de su belleza!

En esta población no solo vas a encontrar el conjunto de molinos de viento mejor conservado en toda España, es que además también te puedes dar una vuelta por el Castillo de Muela y otros edificios emblemáticos como la Iglesia de Santa María la Mayoro la Casa de la Tercia.

Oropesa

No es Desembarco del Rey, pero es tan medieval que te dará la sensación de haber viajado en el tiempo. El Castillo de Oropesaes su gran atractivo, aunque en realidad son dos, uno de origen árabe construido entre los siglos XII y XIII y otro más moderno que data del siglo XV.

Este escenario te va a dejar flasheado, pero no es lo único que te ofrece esta localidad. En ella también puedes visitar la Ermita de las Peñitas o el Palacio Nuevo.

El Toboso

Cuando se trata de pueblos de Toledo para visitar El Toboso no puede faltar en el ranking. Pocas localidades pueden presumir de ser tan mundialmente famosas como esta tranquila población, cuna de la enamorada de Don Quijote.

A día de hoy esta pequeña localidad está muy bien cuidada y cuenta con importantes obras arquitectónicas que te van a encantar, como la Iglesia de San Antonio Abad, la Casa de las Memorias y la Iglesia de la Tercera Orden.

Burujón

Si lo tuyo es la naturaleza y te encanta andar, las Barrancas de Calaña y Castrejón, en la localidad de Burujón, son imprescindibles para ti. Tan solo te digo que se las conoce como el Cañón del Colorado Español.

Te vas a encontrar con un paisaje espectacular de cortados arcillosos erosionados por el agua y por el río Tajo. Hay rutas accesibles para todo el mundo, tú decides si quieres caminar más o menos, aunque yo personalmente te recomiendo que subas hasta la parte de arriba de los cortados y disfrutes de las increíbles vistas.

Oreja

En este caso te doy una recomendación de pueblos de Toledo abandonados. Oreja se encuentra en la Mesa de Ocaña. Nacido de asentamientos romanos, desde los años 60 del siglo pasado ya no tiene población.

A día de hoy puedes dar un paseo entre los restos de sus viviendas, su antiguo cementerio y parte de un castillo musulmán.

La provincia de Toledo tiene mucho por ver y disfrutar ¿cuál será tu próximo destino?

Patones de arriba, uno de los pueblos más bonitos de Madrid

Qué hacer en Vigo: más allá del mercado de la piedra