Tres rutas por la Sierra de Gredos

 

Si existe un sitio que haga las delicias de quienes disfrutamos del senderismo y las rutas de montaña, ese lugar es la Sierra de Gredos. Con 120 km de longitud y 30 km de anchura, este paraje nos sorprende con sus lagunas de origen glacial donde poder bañarnos –si encontramos el valor para meternos en sus frías aguas– y nos ofrece unas rutas espectaculares tanto para profesionales como para familias sin demasiada experiencia previa.

 

Tres rutas indispensables con las que disfrutar al máximo de la Sierra de Gredos

Cualquier turista que pase uno o varios días en la Sierra de Gredos va a encontrar, por lo menos, una ruta que se adapte a lo que esté buscando. Tanto si queremos una ruta desafiante o una ruta sencilla que nos lleve hasta alguna laguna o una poza de agua cristalina, la Sierra de Gredos se adapta a nuestras necesidades.

 

La Garganta de los Infiernos

Aunque con ese nombre nos pueda dar la impresión de que se trata de una ruta dura, nada más lejos de la realidad. La Garganta de los Infiernos es una de las mejores rutas que podemos hacer con niños en la Sierra de Gredos, especialmente en verano para aprovechar y darnos un chapuzón en sus innumerables pozas de agua gélida.

Para llegar a la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos lo mejor es que comencemos la ruta desde el Centro de Interpretación de la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, en el pueblo de Jerte, en Extremadura. Allí encontraremos un parking donde dejar nuestro coche y donde podremos comenzar nuestra ruta a pie siguiendo las indicaciones que hay en todo el pueblo hacia la Garganta de los Infiernos.

Aquí tendremos dos rutas que hacer: una ruta principal de unas 6 horas de duración con 16 km de distancia, donde recorreremos el interior de la reserva natural; y otra ruta lineal de apenas 3 km que nos llevará hasta Los Pilones.

La ruta más popular en verano es, sin ninguna duda, la que termina en Los Pilones, una zona espectacular con una gran cantidad de pozas o marmitas de agua transparente y helada donde poder bañarnos en familia durante el verano. Aunque si queremos, lo podemos intentar también en invierno, pero suerte con eso: el agua estará tan fría que pensaremos que nos estamos quemando.

 

Viaje a la Laguna Grande de Gredos

Otra ruta de la Sierra de Gredos que podemos realizar con niños pequeños o gente inexperta en la montaña. El camino se puede hacer en cualquier época del año y se trata de un recorrido largo, aproximadamente de unas 4 horas y media con 12 km de distancia y una dificultad media tirando a baja. ¿Lo mejor de esta ruta? Pues que tendremos unas vistas increíbles durante el recorrido que harán las delicias de cualquier amante de la naturaleza.

El punto de partida de esta ruta es la Plataforma de Gredos, situada a una altitud de 1.765 metros y ubicada a 12 km de Hoyos del Espino y 15 km de Navacepeda. Desde esta plataforma encontramos acceso a muchas rutas distintas, como la de la Laguna Grande; pero tenemos que saber que hay que sacar un ticket para aparcar en este área de hasta 150 vehículos.

Cuando aparquemos nuestro coche, lo único que tenemos que hacer es buscar al final del aparcamiento de la plataforma un cartel que indicará claramente el inicio de la senda hacia la Laguna Grande.

Lo primero que nos llamará la atención es el camino empedrado que nos irá guiando al inicio del trayecto. Después serán loscarteles y señales típicos de las zonas de ruta quienes nos indicarán el camino a seguir hasta llegar a la Laguna Grande, mientras vemos paisajes espectaculares y el pico Almanzor sobresalir con sus 2.592 metros de altitud.

Una vez en nuestro destino, tendremos un paisaje impactante con sus montañas rocosas y su gran laguna de agua heladadonde refrescar los pies. Si avanzamos un poco más, nos encontraremos un refugio en el que poder pernoctar en caso de que consideremos pasar más de un día o hacer una ruta más difícil que nos lleve hasta el pico Almanzor, por ejemplo.

 

Subida al pico Almanzor

Con sus 2.592 metros de altura, el pico Almanzor es relativamente sencillo de subir y tan sólo en su parte final tendremos que escalar algunos tramos de rocas con nuestras manos sin necesidad de material especial.

El ascenso hasta el pico Almanzor lo hacemos desde la Plataforma de Gredos igual que en la ruta anterior. De hecho, podemos hacer la misma ruta hasta llegar a la Laguna Grande y pasar la noche en el refugio para comenzar el ascenso a la mañana siguiente.

Una vez que hemos recuperado energías, tenemos varias rutas posibles que nos llevan hasta la cumbre de este pico del Almanzor, todas bastante parecidas en su camino de rocas y su escalada final. Si es la primera vez que vamos, entonces una buena ruta hasta el pico será movernos en dirección Portilla Crampón y hacer el descenso por Portilla de los Cobardes.

El tramo de escalada no debe asustarnos ya que se hace sin ningún tipo de material especial. Tan sólo necesitamos escalar con nuestras manos y descansando cuando nos haga falta.

Eso sí, necesitaremos ir preparados para la ruta de la Sierra de Gredos de manera adecuada. Si ha nevado, será vital que llevemos crampones para la nieve y el hielo, así como un casco de seguridad por las posibles rocas sueltas que puedan desprenderse en algún punto.

Como podemos ver, la Sierra de Gredos es una zona que trata muy bien a los montañeros primerizos. Tanto si queremos una ruta difícil y desafiante, o una de fácil acceso para toda la familia, aquí encontraremos más de una ruta posible.

Lo mejor de todo es que todas estas rutas son accesibles en cualquier época del año, lo que permite que repitamos un camino y que sea una experiencia totalmente diferente.

Formentera: cinco chiringuitos que no puedes dejar de visitar

Calle Sierpes de Sevilla: entre la tradición y la modernidad