Que ver en Toledo con niños, en un día

 

Toledo, también llamada “la ciudad imperial” y “la ciudad de las tres culturas”, es una de las ciudades monumentales más importantes de España. Ciudad amurallada en tiempos de los celtas carpetanos, tras la conquista romana siguió siendo un relevante centro poblacional, conservando importantes restos arqueológicos de esta época, como el circo o el acueducto. Fue capital del Reino visigodo hasta la invasión musulmana del año 711, reconquistada por Alfonso VI en 1085 y convertida en ciudad imperial y Corte por Carlos V, condición que mantendría hasta el traslado de la capitalidad de España a Madrid en el año 1561. 

Una historia tan larga y rica se ha visto reflejada en un extraordinario patrimonio monumental, arquitectónico y artístico que convierte a esta ciudad castellano-manchega en uno de los principales destinos de turismo cultural del interior de España. 

Declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, es mucho lo que hay que ver en Toledo, una ciudad ideal para hacer una escapada con la familia en la que podréis disfrutar de sus innumerables tesoros. De hecho, la Federación Española de Familias Numerosas ha concedido a Toledo el sello de “Destino Turístico Familiar” por la forma en que el municipio ha sabido compaginar la cultura con la diversión para los más pequeños.

A continuación te presentamos una pequeña guía de todo cuanto hay que ver en Toledo en un día en compañía de tus hijos.

Los miradores de Toledo

Entre los numerosos miradores que ofrecen unas impresionantes panorámicas de la ciudad de Toledo está el Mirador del Valle o el del Torreón del Azor, aunque donde mejor lo pasarán los chavales será en el Mirador Cerro de la Virgen de Gracia, desde el que no sólo podrán disfrutar de las magníficas vistas, sino que también podrán jugar en la zona habilitada con juegos y columpios. Es el mejor lugar para contemplar el Monasterio de San Juan de los Reyes en todo su esplendor.

Visita turística en el Zocotren

Conocido popularmente como “el trenecito”, es la forma más divertida de conocer Toledo para los más pequeños. No hay niño al que no le gusten los trenes, y este convoy que tiene su punto de salida en la plaza de Zocodover, ofrece la posibilidad de recorrer la ciudad contemplando algunos de sus principales puntos de interés: el Palacio Arzobispal, la Casa Museo del Greco, las murallas, el alcázar la rivera del Tajo… Sin duda, una de las mejores formas con las que poder abarcar todo lo que hay que ver en Toledo con niños de una sola pasada, en recorridos que van desde los 45 minutos hasta las dos horas.

Monumentos divertidos para los niños en Toledo

Entre las cosas que ver en Toledo que diviertan a los niños está el Museo del Ejército, en el Alcázar, donde alucinarán con las numerosas maquetas en miniatura y las armas de diferentes épocas. También puedes visitar la Catedral de Toledo, donde seguro que les llama la atención su gran campana, las increíbles vistas desde su torre, sus enormes arcos y sus luminosas vidrieras.

Comer en Toledo con niños

Después de tantas visitas y emociones, es un buen momento para hacer una parada y recargar las pilas con un buen menú familiar. El mejor lugar que encontrarás, a sólo un par de minutos del centro, es El Chuletero, un restaurante que cuenta con unas instalaciones de más de 5000 metros cuadrados repletas de juegos para los más pequeños y con una excelente comida casera.

Una ciudad de cuento de hadas

Con las fuerzas a tope después de comer, puedes dedicar la tarde a recorrer el Toledo más medieval. Si quieres que los chiquillos se diviertan de verdad, cuéntales las leyendas que esconden sus rincones (están en cualquier libro-guía de Toledo), como la historia de Galiana, la princesa musulmana que fue esposa de Carlomagno, cuando visitéis el Palacio de Galiana, o la leyenda de la mujer del Alarife cuando crucéis el Puente de San Martín. Los críos se sentirán como auténticos príncipes y princesas de cuento.

Todo sobre las Torcas de Cuenca: no te dejarán indiferente

6 lugares que ver en Badajoz en un día