El Triángulo del Arte de Madrid

Todo amante del arte debe conocer este particular pero conocido lugar madrileño, ¿sabes de qué estamos hablando? Si te apetece viajar y hacer actividades en Madrid, te recomendamos el Triángulo del Arte, especialmente si te apasiona el arte y la cultura.

Nos estamos refiriendo al conjunto formado por el Museo del Prado, el Museo Reina Sofía y el Museo Thyssen, los tres museos más representativos de todo Madrid. Esta visita, tanto si eres de Madrid como si no, ¡es ineludible! Muchos opinan que para recorrer las galerías de, solamente un museo de los anteriormente citados, debemos acudir varios días. ¡Todo un placer para los apasionados de la cultura, el arte y de los artistas españoles!

El Museo Nacional del Prado

Vamos a comenzar con el Museo del Prado. Esta gran pinacoteca no es solo uno de los museos más importantes a nivel nacional, sino que a nivel mundial, es uno de los museos más visitados y conocidos.

Desde su inauguración en 1819, la institución ha conseguido mantener, conservar e incluso ampliar su gran legado artístico, especialmente el legado español. Aunque no por ello, se tiene menos en cuenta a los autores internacionales, cuyas obras puedes ver en los pasillos de la pinacoteca.

Sin embargo, el Museo del Prado no solo ostenta las obras que muestra al público, sino las que habitan sus galerías subterráneas, considerándose el tesoro cultural mejor guardado con su colección de más de 8.000 cuadros y 700 esculturas.

Quizá sus obras más conocidas sean Las meninas de Velázquez o Los fusilamientos del 3 de mayo de Goya, pero también te puedes encontrar con las obras de El Bosco, Rubens, Tiziano, Caravaggio, Sorolla o El Greco.

El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza.

¿Conoces los orígenes de este particular museo? En sus principios, su gran colección pertenecía a la familia Thyssen-Bornemisza desde el siglo XX.

Su legado comienza con la figura de August Thyssen, quien encarga en 1910 a Rodin siete esculturas de mármol, con el objetivo de crear una colección. Sin embargo, este proyecto se ve forzado a parar debido a la Primera Guerra Mundial. Además, en 1926 August Thyssen fallece, dando en herencia el conjunto artístico a su familia alemana. A mediados de los años 50, su hijo, Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza consiguió añadir esta serie de siete esculturas a su colección. Se pueden ver cuatro de las siete a la entrada del museo, gracias a la colección Carmen Thyssen.

Heinrich Thyssen consiguió ir aumentando el valor de la que sería la colección Thyssen-Bornesmiza a lo largo de los años en guerra, consiguiendo hasta los años 40 más de 500 pinturas. Su hijo, Hans Heinrich, fue aumentando el legado familiar y empezó a adquirir obras modernas, impresionistas, vanguardistas e incluso retratos en los que no se representa a la familia Thyssen.

Tanto Heinrich como su hijo Hans, quisieron hacer públicas las colecciones que tenían en su poder, para que no solo ellos las pudieran admirar, sino todo el mundo. De esta manera, Hans Heinrich comenzó a viajar internacionalmente para que varios países pudieran albergar temporalmente sus colecciones.

Puesto que la colección era cada vez más grande, Hans Heinrich quiso establecer una sede en la que se pudiera conservar adecuadamente sus pinturas y esculturas. Por ello, escogió el Palacio de Villahermosa, frente al Museo del Prado en Madrid, ya que se le aseguró que la edificación contaría con las condiciones necesarias para conservar las obras de arte.

Finalmente, en 1933 el Estado Español le compró 775 obras al Barón Thyssen y tras su muerte, Carmen Cervera y el Estado firmaron un acuerdo gratuito de préstamo que se ha ido prorrogando hasta la actualidad.

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Esta pinacoteca se inauguró hace unos pocos años, exactamente en 1990, con el objetivo de crear un museo español moderno y vanguardista con carácter internacional.

En sus orígenes, donde hoy se encuentra esta institución, Felipe II quiso construir el Hospital de San Carlos, y Carlos III creó una nueva fundación a manos de los arquitectos José de Hermosilla y Sabatini.

Desde este momento sufrió varios cambios y remodelaciones hasta el año 1965, momento en el que el Hospital queda cerrado.

Años más tarde, concretamente en 1977 se le declara Monumento Histórico-Artístico.

A principios de la década de los 80, Fernández Alba lleva a cabo su reconstrucción, abriéndose parcialmente el Centro de Arte Reina Sofía en 1986.

Si quieres sumergirte en el arte contemporáneo español, este es tu lugar. Puedes encontrar artistas tan famosos como Miró, Dalí, Juan Gris. No olvides conseguir las entradas reina sofia y admirar El Guernica de Picasso.

 

Si acudes a Madrid, pero no solo te quieres empapar de su cultura, te recomendamos hacer algunas actividades y visias guiadas de civitatis, ¡no desaproveches la oportunidad!

Barcelona: la capital del modernismo de Antoni Gaudí

Las playas y calas más paradisiacas de Cabo de Gata