Paseo de la Castellana y la ruta de las fuentes: ¡Descúbrela!

 

El Paseo de la Castellana es la principal vía de Madrid, recorre la ciudad desde la Plaza de Colón hasta el conocido como Nudo Norte, formando junto al Paseo de Recoletos y el Paseo del Prado un fundamental eje viario que recorre la capital de España desde el norte hasta el sur. No hay mejor forma de conocer los puntos más emblemáticos de la ciudad que recorriendo este eje y sus aledaños, en los que encontrarás también un gran número de monumentales fuentes que son imprescindibles puntos de referencia de la villa madrileña.

Qué ver en el Paseo de la Castellana

Si partes desde su inicio por el sur, en la Plaza de Colón, con dirección norte, tendrás la oportunidad de contemplar algunas de las plazas y edificios más importantes de Madrid. En su primer tramo te encontrarás con la Plaza de Emilio Castelar y con la del Doctor Marañón, pasada la cual se ubica el Museo de Ciencias Naturales. La siguiente plaza es la de San Juan de la Cruz, donde se levantan los edificios públicos de Nuevos Ministerios.

Subiendo desde Nuevos Ministerios te encontrarás con la Plaza de Lima, en torno a la cual se encuentra el gran templo futbolístico de la ciudad, el estadio Santiago Bernabéu, sede del Real Madrid. Y el Palacio de Congresos. Más al norte, y pasando la Plaza de Cuzco, está la Plaza de Castilla, con sus emblemáticas torres Puerta de Europa, el obelisco de la Caja y el monumento a Calvo Sotelo.

Más allá de Plaza de Castilla, el paseo toma la fisonomía de una autopista urbana, en cuyo margen impar puedes contemplar las Cuatro Torres Business Area.

La ruta de las fuentes

Mientras que el Paseo de la Castellana es una vía excepcional para conocer la ciudad en autobús turístico o algún otro medio de transporte rodado, es una caminata realmente larga y con muchas calles que cruzar, la conocida como ruta de las fuentes de Madrid, en sus alrededores, es la mejor forma de conocer el centro de la Villa y Corte paseando. A continuación te indicamos algunas de las fuentes que no debes perderte cuando visites Madrid.

Fuente de Cibeles

Construida en el siglo XVIII por orden del rey Carlos III en un estilo neoclásico, es uno de los puntos más conocidos de Madrid, tanto por su belleza, su ubicación y por ser la fuente en las que los madridistas celebran los triunfos del equipo de sus amores. La fuente está delimitada por los edificios del Banco de España, el Palacio de Comunicaciones (actual Alcaldía de Madrid), el Palacio de Linares y el Palacio de Buenavista.

Fuente de Neptuno

También del siglo XVIII y de estilo neoclásico, está ubicada en la Plaza de Cánovas del Castillo y es conocida por ser el lugar donde los colchoneros celebran los triunfos del Atlético de Madrid.

Fuente de Apolo

Muy cercana a las dos anteriores, con las que forma parte del gran conjunto neoclásico del Paseo del Prado, es conocida también como Fuente de las Cuatro Estaciones. Fue construida en el año 1803.

Fuente de Plaza de España

La Plaza de España es conocida por su Monumento a Cervantes, que representa a Don Quijote y Sancho Panza, y por ser el lugar en el que se ubican los que durante años fueron los dos mayores rascacielos de la ciudad: Torre de Madrid y Edificio España.

Fuente del ángel Caído

Ubicada en el Parque del Retiro, data de 1885 y es la una de las tres únicas estatuas del mundo dedicada al Príncipe de las Tinieblas (nos referimos a Satán, no a Ozzy Osbourne), habiendo otras dos en Turín y en Nueva York. Como dato curioso: está a 666 metros sobre el nivel del mar, lo que ya es casualidad (o no).

Fuentes de la Alcachofa

Sí, “fuentes”, no es un error. La Fuente de la Alcachofa original, del siglo XVIII se encuentra en el Parque del Retiro, y su réplica, del siglo XX, en la Plaza del Emperador Carlos V, siendo ambas idénticas.

Fuente de las Conchas

Una de las fuentes más bellas de Madrid, ubicada en los Jardines del Campo del Moro, con unas espectaculares vistas al Palacio Real.

La Fuentecilla

Así es conocido este monumento en honor del rey Fernando VII, situado en la confluencia de la calle de Toledo y de la calle Arganzuela. Fue inaugurada en el años 1815.

Fuente de los Delfines

Situada en la confluencia de la calle Hortaleza con la calle Santa Brígida, tuvo su primer emplazamiento en la Plaza de Agustín Lara, en el barrio de Lavapiés. Está decorada con unos delfines de hierro, de ahí su nombre.

Fuentes de Colón

Terminamos nuestra pequeña ruta por las fuentes de Madrid con las de Plaza de Colón, en el mismo inicio del Paseo de la Castellana. Fueron inauguradas en el año 1977. A la plaza confluyen las calles de Goya, Serrano, Jorge Juan y Génova, además del Paseo de Recoletos. Destaca el Monumento a Colón, los Jardines del Descubrimiento, el Teatro Fernán Gómez y las conocidas como Torres de Colón.

Peñíscola: Enclave templario

Todo sobre las Torcas de Cuenca: no te dejarán indiferente