Oviedo, conócelo en un día

 

No es fácil ‘resumir’ toda una ciudad en un día, pero en ocasiones nos encontramos de paso hacia otro lugar o estamos en un ruta por distintas localidades y nos apetece llevarnos un poco ‘del sabor’ de ciertos lugares.

En esos casos, hay que ser muy previsor y preparar la excursión con tiempo: una pequeña investigación anterior nos permitirá saber en qué enclaves o atracciones del lugar debemos centrarnos para no irnos sin haber visitado el Top five del sitio en cuestión.

En este artículo te ofrecemos algunas de las mejores cosas que ver en Oviedo en un día. En concreto, te diremos ocho de las cosas que no te puedes perder si vas a la capital del Principado de Asturias.

Resumir qué ver en Oviedo en un día no es fácil: se trata de una población de 220.000 habitantes y con vestigios de historia que comienzan en la Edad Media, pero estos son algunos de los lugares más interesantes.

Plaza y Mercado de Fontán

El sabor de toda Asturias contenido en unos pocos metros: los que componen la Plaza y el Mercado de Fontán. Merece la pena no perderse esta plaza cuadrangular repleta de pequeñas tabernas donde probar la cocina de mercado y temporada.

Muchos de estos locales nutren sus cocinas del producto del Mercado, una típica -pero bellísima- plaza de abastos en la que lucen desde verduras hasta espectaculares carnes y pescados.

Además, tres veces a la semana, jueves, sábados y domingos, el mercado ‘sale’ a la calle, pues sigue habiendo un mercadillo que hace que la zona se llene de turistas y vecinos.

Plaza del Ayuntamiento

De la estrechez y el bullicio de la Plaza y Mercado de Fontán, a las amplitudes y la quietud de la Plaza del Ayuntamiento. Este lugar, realmente llamado Plaza de la Constitución acoge el bellísimo Consistorio, un edificio construido bajo las órdenes de Felipe III hacia 1620.

En 1992 comenzó una rehabilitación del espacio, que han dado a la Plaza del Ayuntamiento la presencia actual.

Plaza Trascorrales

La estatua de La Lechera preside esta plaza del casco antiguo ovetense. Los colores son lo primero que llama la atención en la zona y el edificio del antiguo mercado del pescado, que actualmente actúa como sala de exposiciones.

El entorno está lleno de locales de tapas y restaurantes, con lo que es un lugar concurrido y lleno de bullicio ideal para tomarle el pulso a la ciudad a la hora del vermú.

Calle Gascona y sus sidrerías

Pero si de probar literalmente el sabor de Oviedo se trata, entonces debes visitar la Calle Gascona y las sidrerías que hay en la misma. Es una de las cosas más interesantes que ver en Oviedo desde el ámbito culinario. Locales como Tierra Astur, un establecimiento histórico, ofrecen la típica sidra en salones con encanto y con cartas que recogen la esencia del sabor de Asturias.

Museo de Bellas Artes

Pero no todo va a ser comer y beber, ¿no? El Museo de Bellas Artes de Oviedo es la demostración de que la capital asturiana es un espacio de cultura y arte. Novedosos espacios expositivos te permitirán hacer un viaje por toda la historia del arte.

Otras opciones

Con las citadas, es muy probable que agotes las horas en la ciudad, pero por si dispones de más tiempo o quieres alguna alternativa, aquí te damos tres más.

El Campo de San Francisco

Para los amantes de lo natural y los que quieren salirse del frío asfalto. Es uno de los parques más famosos y visitados de España. Ideal para familias.

Catedral de San Salvador

Maravilloso templo, muy cercano al museo de Bellas Artes. Data de los siglos XIII-XVII y es de estilo Gótico. Su estructura contiene restos de construcciones Prerrománicas del siglo IX. Su cámara santa es el mayor atractivo.

Museo Arqueológico

En el claustro de lo que fue el Convento de San Vicente se encuentra esta sala que expone vestigios históricos desde la Prehistoria hasta la Edad Media. Conocerás la historia del Principado de Asturias en sus cuatro plantas.

Los 12 pueblos más bonitos de Soria

¿Qué ver en Jerez de la Frontera?: La Catedral