Málaga: un pequeño homenaje a la gastronomía andaluza

Nosotros solo te decimos una cosa: la Costa del Sol, un chiringuito, los pies bien metidos en la arena, sol, un mar que te llama a sumergirte entre sus olas, el calorcito sureño, la brisa playera y por supuesto lo más importante, ¡cervecita en mano disfrutando de todas estas sensaciones!

Muchas veces no le damos importancia a nuestros pequeños secretos y detalles españoles, pero ¿qué me dices de irte a Málaga con tus amigos y tener unos días locos llenos de aventuras? ¡A ver quién es el valiente que me dice que no!

Por eso mismo, venimos a presentarte unos planes para hacer en la ciudad andaluza, y si se quiere apuntar algún malacitano, aquí tenemos las puertas abiertas para ellos.

Hacer un taller de elaboración de quesos

En Casares, municipio limítrofe con la provincia de Cádiz, es el lugar elegido para elaborar nuestro propio queso. Sin embargo, no te creas que es lo único que vas a hacer en este taller. En pleno ambiente rural, podrás ver las cabras pastar, te explicarán la forma que tienen de ordeñar a su ganado caprino y alimentarlo. 

Por otro lado, para aquellos amantes de este lácteo, lo mejor viene ahora: la quesería. Aquí es donde aprenderás a transformar la leche en tu propio queso payero.

Finalmente, la visita terminará con un gran placer para tu paladar: la degustación de varios quesos. ¡Qué más le vamos a pedir a Casares!

Ruta de vinos y tapas por Málaga

Como ya te vamos conociendo, después de una buena degustación de queso, ¿qué es lo que llama al paladar? Pues una buena cata de vinos Málaga, claro. Además, es una buena forma de conocer la ciudad andaluza y, ¡encima de la mano de un guía! Así conocerás todos los datos curiosos y extravagantes que todo buen malagueño debe conocer sobre su ciudad. 

También hemos de comentarte que, si te has quedado con hambre tras la degustación de quesos, como te proponemos tours para todos los gustos y estómagos, este es único. ¿Y esto por qué? Porque no solo es una cata de vinos, sino que queremos añadirle el factor sorpresa de las tapas. Y, como una buena tapa malagueña, desde Vipealo te podemos asegurar que con hambre no te vas a quedar. ¡Las tapas locales son lo mejor de lo mejor! 

Visita a La Fábrica de Málaga

La anterior actividad estaba dedicada a todos los apasionados del vino, pero entendemos que puede ser que este duro contrincante tenga más seguidores aún: la birra. Y es por ello que no podemos obviar la buena cerveza local malagueña. Por ello, nos vamos a desplazar al barrio del Soho, concretamente a su Fábrica de cerveza. 

Pero nuestros compadres malagueños saben bastante sobre la experiencia que puede resultar de tomarte aquí una cañita. Como para ellos no es suficiente tener ocho tipos distintos de cerveza artesanal, han añadido a la experiencia el toque final con la música en directo y una gran oferta gastronómica, que unido al disfrute del arte callejero convierte a esta parada en una imprescindible para todo buen cervecero y artista.

Excursión a Ronda

Para finalizar nuestra visita en Málaga y descansar de los excesos gastronómicos hechos con anterioridad, hemos pensado en plantearos una visita a uno de los pueblos más bonitos de la ciudad andaluza: Ronda.

Seguramente los más aventureros nos lo agradecerán más tarde, ¡las cervezas hay que bajarlas de alguna manera!

Una de las paradas obligatorias son los baños árabes de Ronda donde puedes ver cómo eran las instalaciones donde se purificaban los visitantes antes de entrar en la ciudad. ¿Sabes que es uno de los baños árabes mejor conservados en toda España?

 

Esperamos que te haya gustado este artículo, ya sabes que una de las maneras de enamorar a una persona es a través del estómago, ¡y esperamos que contigo haya funcionado!

No lo pienses dos veces, vente con tus amigos y amigas a Málaga. ¡No lo lamentarás!

Un paseo por el barrio gótico de Barcelona

Los planes más originales que hacer en el norte de España