Loro Parque: la visita que no te puedes perder si estás en Tenerife

 

Si tienes la suerte de pasar unos días en Tenerife hay un lugar que no puedo dejar de recomendarte, se trata de Loro Parque. Sin lugar a dudas, uno de los parques zoológicos más conocidos de toda Canarias y una visita obligada para los turistas.

Loros y más

Desde luego Loro Park no tiene este nombre por casualidad. En él puedes encontrar la colección de loros criados en cautividad más grande de todo el mundo, con especies que no vas a poder ver en ningún otro lugar.

En Trip Advisor está considerado como uno de los parques zoológicos más importantes de toda Europa, y no es casualidad. Tiene incluso Orcas, unos animales que es extremadamente difícil ver en cautividad.

¡Prepara tu visita a Loro Parque!

No importa cuando viajes a Tenerife, este parque abre todos los días del año. Los horarios de Loro Parque son siempre los mismos, de 8:30 a 18:45 horas para que te dé tiempo a verlo todo. El Aquarium abre una hora más tarde, a las 9:30. Mientras que si quieres ver a los pingüinos debes tener en cuenta que Planet Penguin cierra a las 18:00 horas.

El zoológico está ubicado en la localidad de Puerto de la Cruz y tienes tren express gratuito cada 20 minutos desde Reyes Católicos a partir de las 9 de la mañana y desde Loro Parque a Reyes Católicos a partir de las 12 de la mañana y hasta la hora de cierre del parque. Por supuesto, también puedes ir en bus o en coche.

Para no tener que estar haciendo fila para comprar las entradas para Loro Parque yo te recomiendo que hagas la compra online. Esto te va a ahorrar unos cuantos minutos de espera y si vas con niños lo vas a agradecer.

Organiza tu visita

Nada más llegar te van a dar un mapa que te ayudará a planear tu ruta. Tiene sendas muy intuitivas, pero si vas con niños puede ser interesante que hagáis algunos cambios en el paseo para evitar que se cansen o se aburran.

Eso sí, no olvides organizar tu ruta de forma que podáis disfrutar de los diferentes espectáculos que tienen lugar varias veces a lo largo del día. Ten en cuenta que si vas en fin de semana o en agosto hay mucha gente, así que te puede tocar hacer cola para acceder, mejor que vayáis una media hora antes del comienzo.

Y una recomendación. Si vas a ver a las orcas… ¡lleva chubasquero! Lo puedes comprar allí mismo por unos 3 euros.

Comer en Loro Parque

Dentro del parque vas a encontrar diferentes ofertas de restauración. Desde los típicos bocadillos a restaurantes gourmet. No obstante, también tienes la opción de llevar tu propia comida y disfrutar de ella en las áreas de picnic.

Coge el protector solar, ponte ropa cómoda, protege tu cabeza con una gorra, carga la mochila (no demasiado), asegúrate de que tienes batería en el móvil o la cámara y prepárate a disfrutar de una experiencia inolvidable. ¡Esta excursión le va a gustar a toda la familia!

Formentera: cinco chiringuitos que no puedes dejar de visitar

Calle Sierpes de Sevilla: entre la tradición y la modernidad