Jaén: el paraíso español olvidado

Jaén es la gran ciudad andaluza olvidada y desconocida por excelencia. Si piensas en esta parte de España, seguramente te vengan a la mente imágenes de Córdoba, Sevilla o Cádiz mucho antes que de la gran capital de los olivos. Pero Jaén no es solo el mayor emisor de aceite y aceitunas, sino que es mucho más. ¿Te atreves a descubrir con nosotros que ver en Jaén

La Catedral de Jaén.

El gran secreto de la ciudad es la Catedral de la Asunción, siendo uno de los mejores ejemplos arquitectónicos del Renacimiento. Además, en su interior podrás ver el rostro mejor tallado y más famoso de Jesús, traído directamente desde Roma. Sin embargo, se desconoce la persona que lo trasladó, dudando entre el primer obispo de Jaén o el rey Fernando III. Aunque gracias a este hecho, la Catedral de Jaén recibió a muchos peregrinos deseosos de ver el Santo Rostro.

Pero volviendo a su exterior, ¿te has fijado en su balconada? Este elemento es lo que hace de la Catedral una iglesia única a nivel nacional, ya que lo único que la diferencia de un palacio son los motivos religiosos que la rodean.

Palacio de Villardompardo.

En la actualidad también conocido como Centro Cultural del Palacio de Villardompardo, este Palacio renacentista data del siglo XVI. En sus orígenes, la edificación perteneció al Primer Conde de Villardompardo y Virrey del Perú, Don Fernando de Torres y Portugal. 

Y, pese a su uso en sus inicios, el Palacio fue destinado a otras funciones como las de Banco hasta el siglo XVIII, Hospicio de Mujeres desde finales del siglo XVIII o residencia de mayores en el siglo XX, hasta que a finales del siglo XX se decidió reconstruir y dejarlo como monumento abierto al turismo. 

Los Baños Árabes de Jaén.

Este espacio que ocupa más de 450 metros cuadrados fue construido en el siglo XI y su principal función fue de hamman público en la época musulmana. Está situada en el barrio de la Magdalena, debajo del Palacio de Villardompardo.

A pesar de que a día de hoy no siguen activos, puedes hacer un tour por dentro de sus instalaciones, ¿sabías que son los baños árabes mejor conservados de toda Europa? Además de contar con vestíbulo, sala caliente, sala templada y sala fría, el hamman conectaba subterráneamente distintos edificios de la ciudad.

 

 

Castillo de Santa Catalina.

Si quieres disfrutar de uno de los máximos atractivos jiennenses, este es tu lugar. La fortaleza fue construida en la reconquista cristiana, sobre los restos de lo que quedaba de la Alcazaba musulmana del siglo IX.

En la actualidad, se puede observar cómo fue esta edificación defensiva e incluso tienes la posibilidad de dormir en ella gracias a los trabajos de remodelación realizada por Paradores, ¡nosotros no nos lo perderíamos por nada del mundo!

 

Desde Vipealo sabemos que no todo en Jaén son los olivos, por eso, si te ha picado el gusanillo y quieres probar suerte con esta maravillosa ciudad, te recomendamos que añadas a tu itinerario algún de nuestros tours más especiales, sobre todo aquellos que te muestran todos los secretos que esconde a plena vista la ciudad.

Ruta por la Costa da Morte en coche

Los mejores planes para hacer por Madrid