Combarro, un sitio especial por sus hórreos y cruceiros

 

Si quieres conocer el verdadero origen rural de Galicia, en tu viaje a tierras gallegas no puedes dejar de pasar por Combarro, un coqueto pueblo marinero especialmente bello y del que te llevarás, seguramente, las mejores fotos de Galicia.

Saber cómo llegar a Combarro es muy sencillo si te encuentras en Pontevedra, pues este pueblo de poco más de 1.500 habitantes, considerado Bien de Interés Cultural, está muy cerca de la ciudad.

Con todo el sabor marinero del Atlántico, este pueblecito pesquero se presta a los paseos bajo el sol y el vermú en algunas de las muchas terrazas que encontrarás en la zona cercana del muelle.

Pero no es esto lo único que puedes ver en Combarro, este bonito enclave, en el que ya solo el hecho de pasear se convierte en una experiencia, es un ‘museo’ al aire libre de hórreos y cruceiros.

Las propias calles del municipio son una delicia para los caminantes. Los turistas coinciden en que se trata de uno de los pueblos más hermosos de todo Galicia. Sus estrechas y serpenteantes callejuelas, con la calzada de piedra, tienen un encanto especial.

Los hórreos y los cruceiros de Combarro

Es cierto que toda Galicia está repleta de hórreos, pero en esa población marina su particular disposición y el ‘diálogo’ que estas construcciones llevan a cabo con el entorno las convierten en un espectáculo para la mirada.

Los hórreos son construcciones que actuaban como despensas o graneros. Son muy típicas de Galicia y su objetivo principal era el de alejar la comida y otros bienes de la putrefacción, la humedad y, sobre todo, de los animales.

Por decirlo de algún modo, los hórreos, que se acumulan en algunas de las calles del pueblo y sobre todo en la ría (donde existen en torno a 30), hacen de este lugar un sitio muy particular y verdaderamente hermoso.

En cuanto a los cruceiros, debes saber que estos son monumentos cristianos, generalmente realizados en piedra y con forma de cruz. Se construían para proteger los lugares bajo la mano de Dios. En Combarro se conservan muchísimos y su contemplación te hará retroceder al pasado.

Escuchar música ‘en la plaza del pueblo’

Los habitantes de Combarro han sabido sacarle partido al particular enclave en el que viven y, para no jugárselo todo a la carta del turismo rural y paisajístico, han creado iniciativas como el festival de Combarro.

El festival, llamado Festa do mar, es un momento especialmente dedicado a la música, la tradición y la gastronomía. Ya son nueve las ediciones celebradas de este evento en el que conciertos gratuitos se llevan a cabo entre actividades para los pequeños de la casa y otras muchas para todos los públicos.

De entre todo lo que se puede hacer en la Festa do mar, destaca la Mostra de Degustación Gastronómica, una muestras de los mejores productos de la ría que se puede degustar bajo los sones de la música popular de la zona.

¿Te atreves a visitar el Congost de Mont-rebei estas vacaciones?

La Basílica de Santa María del Mar: una parada obligada en Barcelona