Rupit, el refugio ideal para los amantes de lo rústico

 

Descansar del ruido al que diariamente estamos acostumbrados, conectar con la naturaleza y lo rural y disfrutar de escenas de verdaderas postales de antaño es lo que ofrece Rupit, uno de esos maravillosos pueblos con encanto que hay en toda nuestra geografía.

Situado en la provincia de Cataluña, en su zona interior, Rupit y Pruit destaca por el encanto medieval de su arquitectura. Aunque en principio se trataba de dos localidades distintas, Rupit y Pruit se unificaron en un solo municipio en 1977, por lo que en este artículo encontrarás atracciones y lugares que ver dentro de las fronteras de ambos núcleos.

El salt de Sallent

Uno de los principales atractivos de esta villa medieval es la visita senderista al Salt de Sallent, una pequeña ruta que sigue el cauce de un arroyo y que ofrece la posibilidad de perderse entre la naturaleza por un par de horas saliendo desde el mismo centro de Rupit.

El enclave tiene su mayor punto de interés en el salto de agua, que es el más importante de toda Cataluña y donde el cauce llega a salvar un desnivel de casi 100 metros. ¡Maravilloso!

Iglesia de San Miguel

Este edificio barroco que es la Iglesia de San Miguel te hará sentirte un verdadero caballero o dama medieval. Se trata de un templo barroco que tiene la estructura de su planta en forma de cruz griega donde destacan los estucos y las grecas.

Puente colgante

El Puente colgante de Rupit es sin duda un espectáculo para la vista. De hecho, nos cuesta creer que te vayas de allí sin hacerte una foto en él. Es transitable, pero no pueden estar sobre él más de 10 personas a la vez y cruzarlo es una toda una experiencia.

Como hemos indicado, la mayoría de gente opta por este espacio para hacerse las mejores fotografías de Rupit y Pruit. Y es que la estampa que ofrece estar a solas en medio de la construcción, rodeado de casas de piedra y de naturaleza, es excepcional.

Dónde comer

¿Y por qué no probar locales de restauración en la zona? Nuestra primera recomendación es que pruebes la cocina del hostal Estrella, que también ofrece la posibilidad de dormir en Rupit y Pruit. Cocina de toda la vida con una apuesta por las nuevas técnicas y la estética culinaria actual.

Si buscas algo más ‘casero’ y ‘de toda la vida’, entonces tu sitio es la Fonda Marsal, un local que abrió en 1930 como negocio de comestibles y donde ahora se puede comer y cenar. También cuenta con servicio de habitaciones.

Cómo llegar

Cómo llegar a Rupit y Pruit no es especialmente complejo: se encuentra a unos 100 kilómetros de Barcelona capital. Saldremos de la ciudad condal en dirección a Vic y tomar la C-25 hasta la salida 183. Después, bastará con seguir las indicaciones en las que ya aparece el nombre de Rupit.

Te convendrá saber, por otro lado, que los vehículos no pueden acceder al centro del pueblo, con lo que lo ideal es dejar los vehículos en un parking que hay en el exterior del municipio.

Corralejo, una experiencia completa en la playa

Villagarcía de Arosa: Un paraíso por descubrir