Qué ver en Cartagena, la gran desconocida de Murcia

 

Una de las ciudades más desconocidas del litoral levantino español es Cartagena, y no porque le falte encanto ni historia. Fue fundada sobre antiguos asentamientos íberos y tartesios por Asdrúbal el Bello en el 227 antes de Cristo con el nombre de Carthago Nova – de obligada lectura es la trilogía sobre Escipión de Santiago Posteguillo, en la que narra de forma sublime la fundación de esta ciudad y sus primeros avatares en el marco de las Guerras Púnicas -, y desde entonces ha sido parte fundamental de la historia de España, con especial importancia en el periodo liberal decimonónico, teniendo especial relevancia su rebelión cantonal del año 1873.

Todas estas vicisitudes han dejado una profunda huella en el conjunto monumental y arquitectónico de esta localidad murciana, con importantes yacimientos arqueológicos de la Antigüedad. Hay mucho que ver en Cartagena, que se merece de una vez dejar de ser la gran desconocida de Murcia.

Qué ver en Cartagena

Con una economía basada en la minería durante los siglos XIX y XX y siendo uno de los principales enclaves del sector naval en España, su rico patrimonio artístico-histórico que abarca desde las huellas de los imperios de Cartago y Roma, pasando por Bizancio y el Islam y llegando hasta sus elegantes edificios modernistas y neoclásicos, está poniendo a Cartagena en el sitio que se merece dentro del panorama turístico español. Sus procesiones de Semana Santa y sus fiestas mayores de cartagineses y romanos han sido declaradas de Interés Turístico internacional.

Éstas son algunas de las cosas que hacer y ver en Cartagena.

Crucero por la bahía de Cartagena

Una estupenda manera de tener una vista panorámica de esta ciudad costera desde el mar. Durante el recorrido tendrás la oportunidad de divisar las distintas baterías defensivas distribuidas por sus montes, pudiendo incluso visitar una de sus fortificaciones, el Fuerte de Navidad.

Centro de interpretación de la Muralla Púnica y Barrio del Foro Romano

Después de tener una visión global de la ciudad, lo mejor es que inicies tu recorrido por su milenaria historia cronológicamente, conociendo los restos arqueológicos dejados por cartagineses y romanos.

El Centro de Interpretación de la Muralla Púnica te mostrará cómo eran las defensas en esta ciudad que sirvió de base para la conquista de la Península Ibérica por los púnicos. Son los yacimientos más importantes que existen de la presencia de este imperio comercial norteafricano en toda España.

Muy cerca encontrarás el Barrio del Foro Romano, dónde podrás ver las termas y templos que dejaron en herencia los romanos durante los siglos que duró su ocupación. A unos pocos minutos se encuentra el Museo del Teatro Romano, que merece un punto aparte.

Museo del Teatro Romano

Descubierto en una fecha tan reciente como en 1988, este teatro romano tiene 2.000 años de antigüedad. El hallazgo de la mayor parte del material con el que había sido construido ha permitido una reconstrucción fidedigna de su aspectos original y que es la que podrás ver en la actualidad.

El museo muestra obras artísticas de un valor incalculable como una estatua de Apolo y un altar a Júpiter; placas, dinteles inscritos e incluso cerámica árabe del medievo.

Castillo de la Concepción

A pesar de la decadencia que vivió Cartagena en la época islámica, las excavaciones han demostrado que este castillo fue en origen una Alcazaba, una fortificación islámica de la Edad Media que se había construido sobre un templo romano.

Desde lo alto podrás disfrutar de unas maravillosas vistas del mar y la montaña.

Arquitectura modernista por el centro de Cartagena

La prosperidad que trajo a la ciudad la minería a finales del siglo XIX tuvo su expresión en la construcción de preciosistas edificios Art Noveau y modernistas como el Gran Hotel, el Palacio de Aguirre, la Casa Cervantes, el Casino y el Palacio Pedreño.

Ruta del Quijote en Ciudad Real

Los pueblos de Toledo que no puedes perderte