Los mejores pueblos a visitar en el interior español

Últimamente nos hemos centrado en toda la zona costera española, como si España solo tuviera su encanto en sus playas, bahías y espacios portuarios. Además, piénsalo, ¡qué envidia nos dan todas las personas que tienen pueblo! No hay nada como la buena verbena en tu villa, esas fiestas… Algo que todos deberíamos vivir en nuestras carnes al menos una vez en la vida.

Sin embargo, sabemos que no todo español puede fardar de tener pueblo. Por eso, en Vipealo te queremos ayudar. A pesar de que no te podemos encontrar uno basándonos en tus gustos, te vamos a presentar los mejores destinos con encanto en los que puedes descubrir su verdadera esencia.

Aínsa

Esta pequeña villa que se encuentra al norte de la provincia de Huesca destaca por el encanto medieval que desprenden sus calles, en especial su casco histórico. En concreto, queremos destacar su Castillo, no dudes un solo segundo en entrar en este palacete, ¡podrás conseguir las mejores vistas de todo Aínsa! Además, dentro de esta edificación encontrarás el centro de información del Geoparque de Sobrarbe y Pirineos. 

Por eso nos gustaría destacar que este pueblo es una parada obligada para los que queráis hacer una ruta de senderismo. ¡Todos tenemos el espíritu aventurero activo según entramos en Aínsa!

Alcalá del Júcar

Al sureste de Castilla La Mancha, nos sorprende el municipio albaceteño. Conocido por ser el pueblo más encantador de la provincia, llama bastante la atención la orografía del municipio. ¿Por qué? Bueno, nosotros no conocemos muchas aldeas que se sitúen en la ladera de una montaña. De esta manera, puedes ver en lo más alto de la pendiente su fortaleza y a orillas de la villa, verás una gran arboleda muy cercana al río Júcar. 

Lo más curioso de Alcalá del Júcar es su arquitectura popular, nada más entres en él lo que más te extrañará serán sus casas, ya que están excavadas en la propia montaña creando una postal única e irrepetible.

El pueblo de Almagro

Pasando de Albacete a Ciudad Real, acudimos a una de las sedes culturales más importantes de España, aunque tampoco pasa desapercibida su importancia histórica. Si no conoces nada sobre la capital de La Mancha en pleno siglo XVIII te recomendamos no perder un solo minuto e ir directamente a ella. Conocerás sus hallazgos de la Edad de Bronce, su Corral de Comedias o los palacios con lo que cuenta.

Ayllón

Si te gusta la montaña y la naturaleza, te recomendamos acudir a esta localidad de Segovia, muy cercana a la Sierra de Ayllón. La primera comunidad de la que se tiene constancia es de los celtíberos, según un yacimiento que se encontró en el cerro que actualmente ocupa la Torre de la Martina.

En esta villa medieval podremos ver los monumentos que nos han dejado las diversas culturas que se han ido estableciendo en ella, tales como el Puente Romano, el Palacio de los Contreras o la Plaza Mayor.

Bonilla de la Sierra

No podíamos terminar con otro destino que no fuera Ávila, más concretamente, en su montaña. La aldea del medievo cuenta con yacimientos romanos, edificaciones pertenecientes a la nobleza y el clero de la Edad Media, murallas e iglesias. Si quieres conocer de primera mano cómo era la vida de aquella época, dudamos que encuentres parajes mejores que este.

 

Esperamos que te haya gustado el post de hoy, nuestra intención es sobre todo conocer otros destinos que no sean tan conocidos o típicos, escapando de la normalidad y de las actividades que ver en Cuenca o Toledo. ¡Ojalá os hayan gustado estos destinos tanto como a nosotros!

Las Islas Baleares, un destino familiar ideal

La costa paradisíaca del sur español: Cádiz y Huelva