Las playas menos famosas de la isla de Mallorca

Uno de los mayores atractivos locales de Mallorca, y que debería ser considerado Patrimonio de la Humanidad como mínimo, es el conjunto de playas y calas variadas que nos presenta.

La propia isla nos esconde muy bien sus mayores secretos en forma de arena y mar. Muchos somos los que nos emocionamos con un atardecer completamente mágico, en pleno paseo por la misma orilla mallorquina, disfrutando de la buena temperatura del mar. Para rematar esta sensación, ¿qué me dices de ir escuchando tu música favorita?

Pocos placeres se pueden comparar a esta experiencia. Desde Vipealo no podemos hacer más que traerte las mejores playas de Mallorca en las que disfrutar, cóctel en mano, mientras te transportas al Caribe sin salir de España.

Playa de Formentor.

Situada en la zona norte, la playa Formentor, también conocida como Cala Pi de la Posada, se encuentra incluida en el Cabo que recibe el mismo nombre. En ella, podemos encontrar arena fina, blanca y luminosa en un lugar paradisiaco, pero también en pleno pulmón de naturaleza gracias al bosque de pinos y encinas que rodea a la bahía. 

Playa Alcudia

Muy cerca de la anterior playa, descubrimos la Platja d’Alcúdia, un gran lujo para todos aquellos que se encuentren en la urbe de Alcudia, de la que recibe el nombre. Sin embargo, no solo es importante por su calidad natural, sino también por encontrarse tan próxima a las ruinas y al teatro romano de Pollentia, ciudad fundada en el siglo II a.C. ¡Así que todos los historiadores y curiosos están libres de acercarse a lo que nos queda esta fascinante ciudad!

Cala Murta

Bienvenidas sean las calas y su orilla llena de piedras. Desde Vipealo te aconsejamos hacerte con un par de cangrejeras y ¡al agua a disfrutar! Esta zona de Pollença tiene un difícil acceso, pero nada es imposible. Ya sabes que a nosotros nos encantan los retos, ¡qué le vamos a hacer! Así que de esta forma, hemos descubierto este sueño hecho realidad. Métete en sus aguas turquesas, te harán olvidarte de todo.

Sa Calobra

La Culebra es una cala que podemos encontrar en el municipio de Escorca. Gracias a la erosión producida por el agua proveniente del famoso torrente de Pareis, podrás disfrutar de las aguas turquesas de este fenómeno natural a la vez que observas un paisaje verdoso y montañoso. Y así, es como se acaban las discusiones entre playa y montaña. ¡Lo mejor de los dos mundos lo puedes encontrar en esta localización!

Cala Estreta

Ya sabes que nos encantan las curiosidades y secretos, por eso venimos a presentaros esta cala mallorquina, precisamente situada en la localidad de Artà. Con apenas 20 metros de longitud, se puede convertir en tu playa privada, ya que debido a la dificultad de su acceso, apenas encontrarás algún turista que te pueda molestar. Si quieres hacer de tus vacaciones algo inolvidable, acude a sus orillas sin dudarlo un solo segundo.

Playa Es Caragol

No hay nada mejor que una playa virgen para descubrir la naturaleza en todo su esplendor. Lo malo de esta bahía es lo concurrida que se encuentra, esto puede deberse a su fama por ser una de las playas nudistas de la isla mallorquina.

Pese a tener cerca de la orilla, una arena fina y dorada, debes saber que su acceso es bastante pedregoso, por lo que debes tener en cuenta llevar un calzado cómodo.

 

Si acudes a cualquiera de estos fenómenos marítimos con tus amigos o amigas, te recomendamos montar una fiesta en barco, ya que es una manera divertida y original de pasar tu tiempo libre en Mallorca. Además, ya sabemos que la noche siempre ha ido acompañada con las islas Baleares.

Una pequeña advertencia: recuerda que si viajas con tu mascota tendrás que buscar playas para ir con perros en Mallorca, ya que no en todas es se les permite la entrada.

Los planes más originales que hacer en el norte de España

Las Islas Baleares, un destino familiar ideal