La Ruta de las Caras de Buendía no te dejará indiferente

 

La Ruta de las Caras es una buena opción tanto para los amantes del senderismo como para los amantes del arte. ¿Todavía no la conoces? Pues ve preparando calzado cómodo, te voy a contar un poco cómo es y seguro que te vas a quedar con ganas de conocerla en persona.

Ruta de las Caras cómo llegar

Empecemos por lo esencial, que es llegar fácilmente a este destino. Si sales desde Cuenca tienes que coger la Nacional 400 e ir hasta Tarancón  y desviarte luego por la C-202 en Carrascosa del Campo con dirección Huete-Buendía.

En caso de que salgas desde Guadalajara coge la N-320 dirección Tendilla y Sacedón. Desde Madrid usa la N-II para llegar a Guadalajara, una vez allí te desvías a la N-320 y sigues la ruta que te acabo de comentar.

Una vez que llegues a Buendía no te vas a perder. La Ruta de las Caras de Cuenca está muy bien señalizada. El coche lo puedes dejar en la explanada que hay justo antes de comenzar la senda.

¿Qué ver en la Ruta de las Caras en Buendía?

Es una ruta circular de 9 kilómetros que se puede hacer en 3 o 4 horas y que no reviste ninguna dificultad. Además, se puede hacer en cualquier época del año.

Nada más llegar vas a ver un panel informativo que te cuenta lo que vas a ver. Te recomiendo que no te pierdas el mirador del embalse de Buendía, ¡tiene unas vistas espectaculares!

A lo largo del camino te vas a encontrar con las esculturas de:

  • Maitreya.
  • Arjuna.
  • Krishna.
  • Espiral del Brujo.
  • Moneda de Vida.
  • Chemary.
  • Vírgenes.
  • De Muerte.
  • Dama del Pantano.
  • Cruz del Temple.
  • El Beethoven.
  • Duendes.
  • Cruz Templaria.
  • El Chamán.
  • La Monja.

De Muerte

Es quizá una de las esculturas más conocidas de toda la ruta, representando una calavera gigante que emerge de la roca. Es obra de Jorge J. Maldonado Díaz y es la única de todas las figuras que mira hacia la salida del sol, simbolizando la necesidad de que algo muera para que pueda renacer de nuevo.

Subir hasta su ubicación no solo merece la pena para disfrutar de su belleza, también para apreciar las vistas.

Duendes

Un poco fuera del camino, cerca de El Chamán, se encuentra el conjunto escultórico conocido como Duendes. Son pequeñas caras talladas en la roca por diferentes autoras. Entre ellas puedes observar El Extraterrestre, El Paleto y Los Extraños.

Ponle el broche de oro a tu visita

El mejor momento para hacer la Ruta de las Caras es por la mañana. Así en verano evitas las horas de más calor y en invierno puedes hacer tu visita con luz.

Como vas a andar 9 kilómetros vas a acabar con hambre, y nada mejor que recargar tu energía en algunos de los restaurantes de la zona. Si quieres comer en Buendía te recomiendo el Bar Julmi, un bar de pueblo con un ambiente y una comida excelente que además tiene su propia parrilla. También te puedes acercar al Restaurante La Casa de Las Méridas, con una relación calidad precio realmente excelente.

¡Disfruta de tu visita!

La Isla de la Toja, un lugar en el que recuperar energías

Cómo pasar unas buenas vacaciones con tu perro