El cementerio de la Almudena, donde descansa la historia

 

Para muchos visitar cementerios es algo tétrico o triste, pero lo cierto es que el turismo de cementerios gana cada día más adeptos. Existen muchos camposantos en los que se puede disfrutar del arte en el estado más puro a través de tumbas bellamente trabajadas, e incluso se puede visitar el lugar de descanso eterno de personajes célebres. Por eso, en esta ocasión te voy a hablar del Cementerio de la Almudena.

¿Qué lo hace tan especial?

Sin lugar a dudas su gran tamaño deja sin palabras a quien lo conoce. Es la necrópolis más grande de España y una de las mayores de Europa. Abrió sus puertas en 1884 y hasta 1920 fue el único cementerio municipal de Madrid.

Ocupa una extensión de 120 hectáreas, por lo que se puede acceder con coche. De hecho, algunas líneas de autobús tienen parada dentro del propio cementerio. ¡Es casi una ciudad!

Pero si por algo es conocido este lugar es por albergar la tumba de muchos personajes célebres. Cementerio de la Almudena y famosos son términos que prácticamente se dan la mano.

La tumba de Lola Flores, el Pescailla y Antonio Flores están entre las más visitadas. Puedes pasar en cualquier época del año y siempre habrá flores frescas y regalos o dedicatorias de sus fans. Es algo digno de ver.

Aquí también están enterrados Alfredo Di Stéfano, Pío Baroja, Enrique Tierno Galván, Gregorio Marañón, Benito Pérez Galdós y Santiago Ramón y Cajal entre otros. Algunos tienen grandes panteones o incluso impresionantes estatuas que ayudan a identificar la tumba, mientras que otros pasan mucho más desapercibidos para el visitante.

En el cementerio de la Almudena la localización de difuntos puede ser algo complicada debido a su gran extensión. No obstante, haciendo una sencilla búsqueda en Internet puedes encontrar mapas con las tumbas más visitas y su ubicación.

Yo te aconsejo que te pierdas un poco paseando por las calles de este lugar y descubras rincones como el monumento a las Trece Rosas o los monumentos a los Caídos de la División Azul. Visitando este cementerio puedes hacer un auténtico recorrido por la historia de España.

Otra forma de conocerlo es con las visitas guiadas en el cementerio de la Almudena. Las que son municipales son gratis, pero tienes que reservar tu plaza online.

Cementerio de la Almudena, cómo llegar

Está en la Avenida Daroca nº 90, en el distrito de Ventas / Ciudad Lineal. Es una zona muy bien comunicada, así que puedes desplazarte hasta allí desde cualquier punto de Madrid en autobús.

Pero recuerda que en el cementerio de la Almudena el horario cambia a lo largo del año. En invierno abre de 8 a 18:30 horas y en verano de 8 a 19:30 horas. El cambio se produce coincidiendo con el cambio de hora de marzo y octubre.

Te aviso que después de una mañana recorriendo sus instalaciones vas a acabar cansado y con hambre, así que puedes aprovechar y comer por la zona. La Cervecería Restaurante Rulo, La Fornia y Café Bar Mamá Tere son una buena opción para disfrutar de las tapas y las recetas clásicas.

El Faro del Caballo de Santoña, cuando el esfuerzo vale la pena

¿Por qué el Museo Guggenheim sigue siendo de lo mejor que ver en Bilbao?