Qué ver en Menorca viajando con niños y no morir en el intento

 

Imaginemos la situación: estás o vas a viajar muy pronto a la isla de Menorca, te llevas a toda tu familia y no sabes qué hacer para que los pequeños no te hagan plantearte perderte en una cala durante una semana sin saber nada de ellos.

¡No eches a correr a todavía! Menorca es un destino ideal para viajar con los más pequeños de la casa. Si no sabes qué ver en Menorca con niños no dejes de leer: te enseñaré algunos de los mejores planes e incluso dónde debes ir para sacar las mejores fotos de tus hijos en la isla. ¡Volverás a casa con un álbum digno de un profesional! 

Naturaleza en Menorca

Comenzaremos por lo obvio. Sí, en Menorca se respira naturaleza. Así que puedes aprovechar la calas, los acantilados y otras zonas alejadas del mundanal ruido para disfrutar con los enanos de una emocionante y calmada puesta de sol sobre el mar. Es una de las mejores opciones para los que no saben qué ver en Menorca

Faros, faros, faros y más faros

Si no sois originales de una zona marítima, tal vez tus hijos no estén familiarizados con los faros. En Menorca hay hasta un total de siete alrededor de toda la isla y visitarlos todos puede convertirse en una especie de “búsqueda del tesoro” que tendrá distraídos y emocionados a los pequeños de un sitio a otro.

Mientras, puedes intercalar otras cosas que ver en Menorca para hacer más ameno el tour. 

Vienen los pescadores

La vida en la ciudad ha alejado a los niños de hoy de oficios y tareas habituales en tiempos remotos, pero que hoy se siguen realizando como hace cien años. Observar la llegada de los pescadores al puerto pesquero de Mahón y conocer el trabajo que hacen con la captura del día hará disfrutar a cualquiera de tus curiosos pequeñines.

Además, después del ‘espectáculo’ puedes acudir a la pescadería del puerto y comprar algunas de las capturas del día para hacer la cena esa noche. ¡Seguro que nunca habréis probado pescado tan fresco! 

Y del puerto… ¡al zoo!

El Lloc de Menorca es un parque zoológico es una de las mejores opciones para aquellos padres que tienen dudas sobre qué ver en Menorca. Tras sus puertas conservan una amplia cantidad de razas autóctonas de la isla, así como otra representación de animales de otras latitudes.

Los más pequeños de la casa podrán disfrutar de una jornada en contacto con los animales, aprender sobre su hábitat, su vida y curiosidades y llevarse además unas divertidas fotos de recuerdo.

Como ves, con solo unas pocas opciones ya puedes organizar varios días de viajes con tus hijos por la maravillosa isla de Menorca. No tengas duda: hay decenas de cosas que ver en Menorca con niños, por lo que no es un destino equivocado para viajar en familia.

Si todavía tienes alguna duda, piensa que también es una buena oportunidad para enseñarles —y conocer tú, de paso— la gastronomía de la zona, así como ciudades como Ciutadella y Mahón, principales núcleos urbanos de la isla.

Los 8 mejores sitios para comer en Bilbao que no puedes dejar de visitar

Las calas de Ibiza con más encanto